Los recubrimientos intumescentes producen una capa aislante al activarse mediante el calor o una llama. Tales recubrimientos están diseñados para salvaguardar la integridad estructural del acero en condiciones de incendio y mantener temperaturas seguras durante un período de tiempo específico.

Una nueva norma de ASTM International cubrirá la especificación, aplicación e inspección de materiales resistentes al fuego intumescentes con respecto al acero estructural.